Hamás difunde vídeo de un rehén fallecido y amenaza con empeorar el trato a los demás

Hamás amenazó con empeorar el trato a los 120 aún cautivos en Gaza tras la masacre de Nuseirat, en la que murieron 274 palestinos

Hamás difundió un video del rehén fallecido Elad Katzir, cuyo cuerpo Israel recuperó en abril, y amenazó con empeorar el trato a los 120 aún cautivos en Gaza tras la masacre de Nuseirat, en la que murieron 274 palestinos y el Ejército rescató a cuatro de los secuestrados vivos.

“No sabemos si este buen trato a los prisioneros continuará tras la masacre de Nuseirat o no!?”, escribió la organización islamista como cabecera del vídeo, que muestra a Katzir comiendo con otras personas durante su cautiverio.

La familia del fallecido pidió a los medios no difundir el vídeo de Hamás, en el que también aparece su cadáver, así como cualquier otra imagen de este.

“Sigo en Gaza porque Netanyahu se olvidó de mí” o “este no es mi lugar” fueron algunas de las frases en inglés pronunciadas por Katzir durante el vídeo, en el que aparece compartiendo una comida con varias personas.

“Me dejasteis aquí en cautividad, morimos aquí cada día, y cada día que la guerra continúa mueren más soldados”, dijo también en hebreo el rehén, siguiendo la línea habitual de estos vídeos de Hamás, dirigidos a condicionar la opinión pública israelí.

El Ejército recuperó en abril el cadáver de Elad Katzir en Jan Yunis, al sur de Gaza, y según un comunicado castrense emitido entonces “fue asesinado en cautiverio por la organización terrorista Yihad Islámica”.

Junto al comunicado de la familia de Katzir, el Foro de las Familias de Rehenes y Desaparecidos reclamó “la aprobación del acuerdo que los traiga de vuelta a casa con sus familias y seres queridos”.

El grupo presiona habitualmente al primer ministro, Benjamín Netanyahu, para que priorice el acuerdo que garantice el retorno seguro de los rehenes frente a la ofensiva militar.

“Cada día que siguen en cautividad pone sus vidas en un gran riesgo”, denunció el colectivo.

De los 251 secuestrados el 7 de octubre, quedan en el enclave 116 cautivos, al menos 40 de ellos muertos según Israel -más de 70 según Hamás-; mientras que hay otros cuatro rehenes desde hace años, de ellos dos muertos.

Desde que comenzó la guerra, Israel y Hamás solo lograron un acuerdo de tregua de una semana a finales de noviembre, que permitió liberar a 105 rehenes a cambio de 240 prisioneros palestinos.

Además, cuatro rehenes fueron liberados por Hamás en octubre; siete rescatados por el Ejército -dos de ellos en febrero en una exitosa operación en Rafah-; mientras que se han recuperado los cuerpos de 20 rehenes, tres de los cuales mataron por error las tropas israelíes.

Con información de EFE