Países de la OTAN refuerzan su apoyo a Ucrania con el envío de aviones F-16

Washington. Los países de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) reforzaron ayer su apoyo a Ucrania con el envío de aviones F-16, baterías de defensa antiaérea y reconociendo que está en un camino irreversible para ser miembro de la alianza, durante una cumbre en Washington.

Rusia sigue siendo la amenaza más importante y directa a la seguridad de los aliados, se lee en el comunicado final. En esta cumbre tomamos nuevas medidas para fortalecer nuestra disuasión y defensa, reforzar nuestro apoyo a largo plazo a Ucrania para que pueda ganar en la guerra contra Rusia, añade el texto.

Pero los líderes están preocupados por la posición de China, que “se ha convertido en un facilitador decisivo de la guerra de Rusia contra Ucrania a través de su llamada asociación ‘sin límites’ y su apoyo a gran escala a la base industrial de defensa de Rusia”, acusaron.

Antes de la apertura oficial de la cumbre, varios países de la OTAN anunciaron que han comenzado a enviar aviones de combate F-16 a Ucrania.

El presidente ucranio, Volodymir Zelensky, que se encuentra en la capital estadunidense, afirmó que esas aeronaves acercan al país a una paz justa y duradera.

Camino irreversible

Los F-16, procedentes de Dinamarca y Países Bajos, volarán en el cielo ucranio este verano, declaró el jefe de la diplomacia estadunidense, Antony Blinken.

La Casa Blanca, por su parte, precisó que Bélgica y Noruega han prometido proporcionar más aparatos.

Ucrania quisiera recibir una invitación formal para unirse a la OTAN, pero aún tendrá que esperar ante la oposición de varios países, incluido Estados Unidos. Deberá conformarse con el reconocimiento de que se halla en un camino irreversible hacia la adhesión a la OTAN, señaló la declaración.

Según el canciller alemán, Olaf Scholz, las decisiones tomadas por la OTAN ofrecen a Ucrania la claridad que necesita.

Después de haber celebrado con bombo y platillo, el martes, el 75 aniversario de la alianza militar occidental, los líderes se reunieron en el Consejo del Atlántico Norte.

El presidente estadunidense, Joe Biden, confirmó el martes que los aliados proporcionarán a Ucrania un total de cinco sistemas de defensa aérea, incluidas cuatro baterías de tipo Patriot, misiles tierra-aire especialmente eficaces para interceptar proyectiles balísticos rusos.

Alemania, Países Bajos, Rumania e Italia también contribuirán.

Rusia intensificó recientemente sus ataques con misiles contra Ucrania, matando a 43 personas y devastando el hospital infantil más grande del país en Kiev esta semana. Moscú aseveró que el impacto contra el nosocomio fue producto del sistema de defensas ucranio.

Los misiles rusos también han destruido la mitad de la capacidad energética del país.

A gasto militar, 2% del PIB

Más de dos años después de la invasión rusa a Ucrania, los aliados también se comprometerán a desarrollar su industria de defensa, informó ayer el secretario general saliente de la OTAN, Jens ­Stoltenberg.

Este nuevo compromiso envía un mensaje inequívoco al mundo, subrayó Biden, satisfecho con que 23 de los 32 países que forman la alianza vayan a destinar en adelante 2 por ciento de su producto interno bruto (PIB) al gasto militar.

Los líderes también decidieron que su ayuda militar a Ucrania será como mínimo de 40 mil millones de euros (unos 770 mil millones de pesos) en el próximo año.

Nueva base de defensa aérea en Polonia

En ese contexto, una nueva base de defensa aérea estadunidense en el norte de Polonia, diseñada para detectar e interceptar ataques con misiles balísticos como parte de un escudo antimisiles más extendido de la OTAN, está lista para recibir a la misión, anunció ayer Stoltenberg en declaraciones al margen de la cumbre. El sistema, denominado Aegis Ashore, tiene su base en la ciudad de Redzikowo, en el norte de Polonia, y es capaz de interceptar misiles balísticos de alcance corto a intermedio.

En tanto, el líder del Comando Europeo de Estados Unidos, Christopher Cavoli, reconoció que las fuerzas rusas se están adaptando hábilmente a los desafíos que enfrentan en Ucrania, por lo que la alianza decidió declarar a Rusia como amenaza a largo plazo.

En una conferencia en Estados Unidos transmitida en la página web de la OTAN, el comandante también señaló que los países miembros de la alianza estudian muy activamente lo que sucede en Ucrania y desarrollan nuevas tecnologías. Recordó que en Polonia se abrió un centro especial para intercambiar información y experiencias relevantes con el ejército ucranio.