Perforan en Huimanguillo otro pozo prometedor

Octavio Romero Oropeza, director general de Pemex, informó que el pozo Iklum, uno de los más profundos del mundo, tiene una expectativa de más de 80 millones de barriles de petróleo crudo equivalente

Eduardo Beltrán

Con una expectativa media de más de 80 millones de barriles de petróleo crudo equivalente, Petróleos Mexicanos (Pemex) comenzó la perforación del pozo Iklum, con el objetivo de alcanzar una profundidad récord de 8,240 metros en México.

Ubicado en Huimanguillo, Tabasco, la empresa productiva del estado espera que se convierta en un yacimiento significativo, comparable al descubrimiento de Quesqui, según informó Octavio Romero Oropeza, director general de Pemex.

El pozo Iklum, considerado exploratorio, presenta desafíos técnicos y promete expectativas altas de hidrocarburos. La perforación se realiza con tecnología de última generación, dividiendo el proceso en seis etapas para alcanzar la meta final. En 2022, Pemex logró perforar 2.1 kilómetros en el litoral de Tabasco, utilizando un oleoducto de 24 pulgadas a una profundidad subterránea de 25 metros, minimizando así el impacto ambiental.

Ángel Cid Munguía, director de Pemex Exploración y Producción, destacó la estrategia de exploración en áreas cercanas a campos en producción, como Iklum y otros cuatro campos vecinos. La intención es formar un clúster con los campos Macabil, Krem y Vinic, que en conjunto representan un recurso prospectivo de cerca de 170 millones de barriles de petróleo crudo equivalente.

De confirmarse el potencial de estos yacimientos, el costo de producción será mínimo gracias a la sinergia con las baterías de Jujo y Tecominoacán, que procesan la producción de Quesqui y llevan más de 40 años en operación. La integración de estos nuevos pozos permitirá reducir costos y lograr una producción más rápida, señaló Romero Oropeza.